Yuliana Andrea Samboni de escasos 7 años, estaba jugando en su humilde vivienda, en el barrio Bosque Calderón, al norte de la ciudad de Bogotá. Después de la 7:30 de la tarde, Yuliana fue hallada muerta, con marcas de tortura y signos de abuso sexual.

Carlos Valdés, director de Medicina Legal informo “el cuerpo de la niña fue examinado, se obtuvo material probatorio suficiente  que nos permite asegurar, que la niña murió por asfixia mecánica, por sofocación y fue estrangulada

Rafael Uribe Noguera como el sospechoso principal

Rafael Uribe Noguera, es el sospechoso principal, es un arquitecto de 38 años, proviene de una familia conocida de Bogotá, que se dedican a la construcción.

Las autoridades de Colombia, emitieron una orden de arresto a Rafael Noguera y el día 6 de noviembre de 2016 fue llevado al juzgado para iniciar su audiencia. Uribe enfrentara cargos por secuestro simple, abuso sexual, femicidio agravado y tortura.

La camioneta donde la niña fue secuestrada, fue encontrada gracias a las descripciones de los vecinos de Yuliana y a las cámaras de seguridad.

Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, comunico en una rueda de prensa “Yuliana fue raptada en la vía pública y llevada a la propiedad donde lamentablemente la encontramos fallecida”  las pistas llevaron a las autoridades a la vivienda de Uribe Noguera.

Cuando las autoridades llegaron a la propiedad de Uribe, el no se encontraba. Había sido llevado a una clínica por presentar síntomas de sobredosis de drogas.

Néstor Humberto Martínez, fiscal general comunico que la escena del crimen había sido “manipulada” que no iba a dejar que se obstruyera la justicia.

Debido a esto, la investigación no abarcara solo a Uribe Noguera, también se extenderá a personas que supuestamente participaron en  lo sucedido.

 

Dejar respuesta