Existe un eterno debate en relación al alcohol con los menores. Los padres no quieren que sus hijos beban, y sin embargo estos les dejan salir a la calle hasta altas horas de la madrugada y no saben que hacen sus hijos. Luego los vecinos se quejan de que los jóvenes ensucian las calles con sus botellones, y en las casas tampoco quieren que armen escándalo. Entonces, ¿Por qué no se van a una discoteca?

¿Estaría bien una discoteca destinada a los más jóvenes?

Aunque la venta de alcohol está prohibida a los menores de 18 años, estos siempre encuentran formas de conseguirlo. Y a pesar de que ahora también se van a hacer pruebas de alcohol a menores en algunas Comunidades Autónomas, muchos siguen sin hacer caso de estas normas.

No obstante, ¿y si los jóvenes tuvieran un lugar donde divertirse? Alquilar un local es casi imposible para menores de edad sin trabajo, y sus padres no están dispuestos a pagarles lo que va a costar el alquiler de una sala. Así que, del mismo modo que hay lugares de ocio para adultos donde pueden liberar el estrés bailando, ¿no estaría bien que los jóvenes tuvieran uno?

¿Por qué no hay discotecas destinadas a los menores?

No un lugar donde pudieran emborracharse hasta caer en un coma etílico. No un lugar donde consiguieran el alcohol libremente. Un lugar donde podrían aprender a ver las maravillas de la noche al mundo adulto. ¿Quién ha dicho que se necesite beber para disfrutar de una fantástica noche? Si hay buena música y un buen ambiente, lo último que va a pensar el joven es que se quiere tomar un cubata o un chupito.

Pero sigue siendo un fuerte enfrentamiento moral el crear este tipo de locales para los jóvenes. Muchos los proponen, pero la ley está cada vez más dura con los menores. De hecho, hace poco, se comunicó que aquellos padres que ofrecieran una cerveza a sus hijos podrían ser multados por ofrecer alcohol a un menor de edad.

Con todo esto, ¿no sería mejor para todo el mundo si los menores tuvieran un fantástico local donde desfogarse sin necesidad del consumo de alcohol y divertirse como adultos?

Dejar respuesta