En los últimos días han tenido lugar en los cortes británicas, uno de los juicios más raros de los últimos años, y es un antiguo graduado de la Universidad de Oxford, decidió denunciar a su alma Mater por la cantidad de un millón de libras esterlinas, ya que según cuenta él, el nivel de los profesores cundo estudiaba y impidió que su carrera profesional tuviera éxito.

Según explicó la corte, la negligencia del centro, le negó la posibilidad de que se convirtiera en un abogado comercial famoso, concretamente, el antiguo alumno piensa que si hubiese graduado con honores, él habría conseguido llegar a ser un abogado de alto nivel.

“Una mala educación es el problema”

El denunciante terminó sus estudios de historia moderna en el 2000, en el Branesone College de Inglaterra, y según la argumentación que ha presentado entre los jueces, la carrera profesional como abogado condenado al fracaso porque recibió un informe con una formación “horriblemente mala” y “muy aburrida”.

Sin embargo muchos expertos de recursos humanos explican que el currículum académico importa cada vez menos en el Reino Unido, han que obtener un título en el Reino Unido influye significativamente en la carrera profesional de los alumnos antiguos, como reveló el abogado del acusado, él sufre de depresión e insomnio a causa de las circunstancias profesionales que tiene actualmente. La excusa de la denuncia es porque el joven no ha logrado el éxito.

Según explicó el historiador, 13 de los 15 estudiantes que hicieron el examen. Con el, recibieron la calificación mínima en dicha asignatura, esto lo lleva a defender que no solamente se trata de un caso aislado, dijo que es una anomalía estadística que encaja con su argumentación, y tuvo un problema específico emisión, y que todo eso es un efecto colateral rendimiento de sus compañeros, agregó el estándar de esas clases es inaceptable.

Ya que al parecer tiene algo de sentido, se esta a la espera de que lo jueces dicten la sentencia.

Dejar respuesta